¿Estrés postvacacional? ¿Lo cualo?

Se acabó la buena vida y el dolce far niente. Snif. Aquí estoy de nuevo, más moreno (aunque eso no lo podáis comprobar) y con el depósito algo más lleno que antes de irme, dispuesto a enfrentarme nuevamente a los elementos (qué remedio, como si pudiera elegir).

Ahora todos los medios de comunicación van a empezar a hablar del "síndrome de estrés postvacacional". Lo típico de cada final de verano. O como diría alguien menos técnico "estoy quemao y no es del sol". Dicen que uno de cada tres trabajadores lo experimentará, y que están más expuestos quienes realizan tareas repetitivas o poco reconocidas, en su mayoría varones entre 30 y 45 años. ¡Leñe, a ver si voy a ser yo!

Pues no. Simplemente cambio de rutinas: las de vacaciones por las del resto del año. Más desagradables estas, sí, pero como me dejo el cerebro en casa antes de ir al trabajo el padecimiento es menos severo. No puedo presumir de prestar un servicio notorio a la comunidad y menos de trabajar en pro de grandes mejoras para la sociedad. Soy un currito irrelevante: el día que yo no esté otro hará mi trabajo. Eso no significa que no sea profesional en mi quehacer, pero asumo mi papel. Tampoco pido más. Yo trabajo para vivir, no al contrario. Es más, si me pagaran por quedarme en casa estaría encantado. No necesito trabajar para sentirme "realizado". Precisamente la vida está fuera de las puertas de la empresa, no dentro.

En cambio algunas personas son dignas de encomio. Yo nunca he creído mucho en las ONG, sobre todo tras el caso Intervida (siempre he creído más en personas que en organizaciones). Por eso me admira que alguien dedique todas sus vacaciones a trabajar por los demás. Es más, y parte de su tiempo libre para pelearse con laboratorios farmacéuticos con el fin de que le faciliten medicinas difíciles de encontrar al país al que viaja para operar. Él no pertenece a ningún grupo ni ONG, aunque viajará por medio de una para ayudar a un montón de personas (*) que muy difícilmente accederían jamás a los tratamientos médicos que él les puede ofrecer. ¿Estrés? ¿Qué es eso, diría él?

Esta mañana ha salido en avión. Un abrazo y hasta la vuelta, campeón. Estoy muy orgulloso de que seas el tío de mis hijos. Mientras haya personas como tú, sirviendo de bastión ante la plaga de gentuza y mangantes que nos rodean, este puto mundo no estará perdido del todo. Así es más llevadera la vuelta al trabajo.

(*) Errata en la información: no trabaja en el Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona.

(Banda sonora: It's a miracle - Culture Club)


P.D.: ¡No os lo vais a creer! Ahora mismo estoy escuchando una emisora neozelandesa (que suele poner buena musiquita) por interné que emite... ¡el Asereje de las Ketchup!

10 opinantes:

acolostico dijo...

Buena vuelta a la rutina...

anna dijo...

Ja veuràs...no és tan greu la tornada...potser cou una mica al començament...però al cap d'unes hores ja tornes a estar anestesiat...T'ho diu una que està treballant ara, en aquests moments, diumenge a les 20:45 hores de la tarda-vespre ( i que no està depre, i li agrada la seva feina...pq ( oooommmmmm) m'agrada la meva feina, m'agrada la meva feina, m'agrada la meva feina, m'agrada la meva feina , m'agrada la meva feina, m'agrada la meva feina, m'agrada la meva feina, m'agrada la meva feina, m'agrada la meva feina, ......)

manu dijo...

Gracias. Al final la rutina es como una segunda piel. Te acostumbras, incluso llega a resultar cómoda.

Que Dios reparta suerte mañana...

manu dijo...

Jejeje, Anna. Se el què és treballar dissabtes, diumenges, festius, de nit... I treballar deu dies seguits per descansar quatre. Quin rotllo.

A mi també m'agrada la meva feina. I quan tinc dubtes (almenys un cop al dia) penso en la hipoteca, el col·le dels nens, etc. Sí, tinc una feina collonuda XDDDDD

Posh Spicy dijo...

Welcome to the real world!.De totes maneres, els efectes de les vacances no solen durar més de 2-3 setmanes...
Per cert, jo les començo dimarts...
By the way, em podries dir el link de l'emissora xaxi neozelandesa aquesta...jo normalment escolto la radio de la mer, que tampoc està malament...

manu dijo...

Argh! Quina enveja. Sempre fem la broma xorra què hem de fer noves vacances per recuperar-nos de tan panxing.

Bé, no m'hauria de queixar. La setmana del pont només treballaré dilluns. Del 12 al 14 festa per portar els nens a escola.

www.thecheese.co.nz i també m'agrada (aquesta és més vuitantera) Radio Skipper. Amb un programa com el Ares o fins i tot l'iTunes s'agafen.

anna dijo...

3/9/2007 El Periodico de Catalunya
11:54 h ESTUDIO DE ALTA GESTIÓN

"Siete de cada 10 trabajadores tienen dificultades cuando vuelven al trabajo tras las vacaciones"

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=438065&idseccio_PK=1021

manu dijo...

Està demostrat que treballar no ajuda a la salut de ningú... especialment quan no paguen una morterada de calers.

Marta dijo...

Bona tornada a la feina... correcto, que remedio... ;)

Yo trabajo para vivir, no al contrario AMEN!

y para acabar, yo la cancion de las Ketchup la he oido en holandes... que ya es...

manu dijo...

cancion de las Ketchup la he oido en holandes
Ves per on! Me'ls imaginava més civilitzats que nosaltres ;-)