Police, mon amour

El pasado jueves The Police rompió Barcelona. Tremendo éxito ante 55.000 asistentes en l'Estadi Olímpic. Los años pasan factura a la voz de Sting, pero el rodaje de la gira que ya llevan a sus espaldas les hizo llegar en plena forma. Descargaron con energía atronadora su batería de grandes éxitos: Synchronicity II, Roxanne, Message in a bottle, Wrapped around your finger, Can't stand losing you, King of pain, So lonely...

Mi cuñado me explicó ayer que se lo pasó teta. A mí la hipoteca y los niños ya no me permiten realizar estos dispendios, así que lo disfruto de otra manera. Hará unos 20 años. Noche de Sant Joan. A unos 50 metros de la playa. Una chica, una canción de Police y yo. Solo recuerdo esa canción, ninguna otra música. Tampoco me acuerdo del nombre de ella (¡hombres!, exclamará el sector femenino; lo siento, chicas, son dos décadas y yo no soy perfecto). Pero gracias a esa canción recuerdo aquel momento exactamente como si fuera ayer.

Además de transmitir sensaciones, estados de ánimo, sentimientos, la grandeza de alguna música consiste en evocarnos gratos recuerdos. Y aquella canción tiene la virtud de teletransportarme al feliz pasado sin pagar billete.

Sí, seguro que habéis adivinado la canción: Every breath you take. Gracias, Police, por los buenos momentos.

(Banda sonora: Don't stand so close to me - Police)

3 opinantes:

acolostico dijo...

Y a mi que me recuerda la Schweppes de limon...o era Kas...

manu dijo...

La Schweppes de limón muchas cosas. Era lo que solía tomar en mi tierna juventú cuando íbamos al pub veraniego...

filosofoenparo dijo...

Este es un aviso para el Sr. manu.

En el buzón de contacto de su perfil de Blogger ha recibido una copia del Haiku del Frikitecari.

Atentamente,
Filosofoenparo
Miembro del Comité Frikitehaikus Merchandising Project Ediciones