Sexo, mentiras y estadísticas


El prestigioso diario El Mundo publica los secretos de alcoba ejpañoles. Impactantes resultados de la que llaman primera gran encuesta nacional sobre "seso" (pronúnciese "secso": ¡oño!, si no se sabe decir bien, ¿cómo rayos van a hacerlo bien?). Tomemos a vuelapluma unos cuantos datos para reirnos reflexionar un poco (en cursiva los datos del artículo periodístico):

  1. Cinco de cada 10 chicos y tres de cada 10 chicas aseguran que tardan entre 30 y 60 minutos: deduzco, pues, que 3 chicos con 3 chicas y los otros dos juntos, ¿no? Evidentemente, puede darse cualquier otro tipo de combinación, trío, grupo...

  2. Sólo el 4% afirma practicarlo todos los días: joder, qué ganas tenemos y que poco jod...

  3. Las mujeres otorgan a los hombres casi 8 puntos, mientras que éstos las puntúan con poco más de 7: ¿mondo machista? ¿menos lobos, caperucitos?

  4. Entre ver un partido de fútbol o practicar sexo, los varones lo tienen claro: el 87,1% elige la segunda opción. El 58,9% de las féminas también prefiere tener sexo: lo que todos sabíamos, el Pensamiento Único masculino.

  5. Sólo el 7% de los votantes del PP opina que sus relacione sexuales son rutinarias, frente al 15,5% de los del PSOE: ¿a Dios rogando y con el mazo dando?

  6. Los hombres (91,5%) y las mujeres (86%) se muestran (bastante o muy) satisfechos con su vida sexual: parece que no todos los machotes dan la talla.

  7. El 10% de las mujeres vive con el convencimiento de que su marido le ha sido infiel: ¿por qué serán tan desconfiadas las mujeres?

  8. Tanto hombres como mujeres manifiestan sentirse (bastante o muy) felices con su vida de casados (el 90,6% y el 87,9% respectivamente): ¿tantos? Entonces, ¿por qué no dejan de aumentar cada año los divorcios?


    ¿Todo es color de rosa? Veamos el ¿Lado Oscuro? o los ¿daños colaterales? (gracias a Anna por los datos). A mí, que me registren:

    • LAT: (Living apart together). Deciden compartirlo todo menos el hogar común, ya no hay anhelo de nidito de amor. La fórmula «cada uno en su casa».

    • DINK: (Double Income No Kids). Fenómeno de las parejas profesionales sin hijos que deciden posponer la paternidad o incluso renunciar a ella para dedicarse plenamente a sus carreras laborales o no comprometer su estilo de vida.

    • DINS: (Dual Income No Sex). Los dinkys sintieron la llamada de la paternidad. Algo había que sacrificar. Y esto ha sido básicamente el tiempo propio y la intimidad con la pareja.

    • Matrimonio Brokeback: matrimonios heterosexuales donde uno de los dos cónyuges no comparte la inclinación sexual de su pareja. Muy frecuentes en los tiempos previos a «salir del armario».

    • Divorcio Viagra: El uso de la viagra ha traído un efecto colateral, la abuelita ya no está para tanto trote y, al final, se rompe la baraja.

    • Familymoon: El aumento de segundas nupcias entre divorciados con hijos y de matrimonios de parejas que optan por el embarazo antes que por el anillo conyugal.

    Y, por cierto, amiguit@s, sexo y alcochol no forman un buen combinado. Quien avisa no es traidor.

    En fin, estoy tan cansado de escribir que en cuanto llegue esta noche a casa me voy a dormir.

    (Banda sonora: Para vosotras - Deneuve)

    4 opinantes:

    acolostico dijo...

    Si las encuestas ya son encuestas, cuando hablan de sexo, quién no miente?

    Anna dijo...

    La part més interessant d'aquesta enquesta era l'autovaloració que es feia cadascú... País d'autoestima alta....


    A mi, això del "divorci viagra" em va arribar a l'ànima...

    Juanma dijo...

    Tanto hombres como mujeres manifiestan sentirse (bastante o muy) felices con su vida de casados (el 90,6% y el 87,9% respectivamente): ¿tantos? Entonces, ¿por qué no dejan de aumentar cada año los divorcios?

    Porque casi todos los entrevistados están recién casados, en sus segundas, terceras o cuartas nupcias, y por eso los pillan de buen rollo y dicen que son felices. :-P

    Té la mà Maria - Reus dijo...

    hay que hace una encuenta sobre la encuesta

    hay que hacer una encuesta sobre las mentiras