El tocomocho del ladrillo


Las ventas de viviendas cayeron un 14% en España el año pasado. En Catalunya, ojo al dato, el 26%. ¿Alguien puede negar ya la existencia de la crisis inmobiliaria, con las calles llenas de carteles con la leyenda de "Se vende"? ¿Pueden acceder los jóvenes a la vivienda?

Sí, llegaron las vacas flacas. Pierden los constructores sus beneficios multimillonarios, pierden los ayuntamientos que hacían caja con el encarecimiento del suelo y, cómo no, pierde Hacienda al descender los ingresos vía IVA e ITP y AJD. Pierden los trabajadores de la construccion que se van al paro. Lo curioso es que sigue perdiendo el posible comprador, ya que los precios siguen instalados en las alturas y los salarios siguen a su ritmo cansino.

Ante este desbarajuste surge José Moreno, el llamado Robin Hood de los pisos. Pide a ocho localidades del sur de Madrid suelo barato para construir 3.000 viviendas a precio barato. Atención: urbanizaciones con parque, zona deportiva y piscina por 110.000 euros los 70 m2 y 120.500 si son pisos de 80 m2. ¿Alguien conoce algo así en 50 km a la redonda de Barcelona? Creo que ni a 50 ni a 100 km. Pero si estoy equivocado, ¡por favor, decídmelo! En mi barrio, la obra nueva más barata es a partir de 240.000 euros: una habitación, of course. Somos cojmopolitas: vivir en Barcelona es casi tan caro como en Nueva York y muy sostenible, por cierto.


No se trata de chabolas las viviendas construidas por el señor Moreno, como pueden atestiguar los que compraron sus 400 pisos en Fuenlabrada, el más caro de ¡88.000 euros! Construye Fomento de Construcciones y Contratas. Ya tampoco tiene secreto, suelo barato y la comisión del promotor que no supera el 3%, cuando cualquier promotor de medio pelo se lleva el 12%, además de todo el dinero en negro que puede. ¿Es un vendedor de humo, el señor Moreno? No lo parece. En esa promoción de 400 pisos, la diferencia entre los precios de mercado "reales" y los que cobró él, supusieron que dejara de ingresar alrededor de 130 millones de euros. O él es muy honrado (o muy tonto) o los demás constructores son una pandilla de sucios delincuentes de cuello blanco.

Es decir, se puede edificar a precios casi de coste, asequibles para el comprador, y que permiten un beneficio justo para el constructor. Ahora los constructores lloran y piden ayuda al Gobierno. Curioso sistema de mercado. Cuando gano dinero a espuertas especulando dejemos autoregularse al mercado. Pero cuando el invento se va al garete y entramos en crisis, corramos a llorar a las administraciones para que no nos hundamos. Ahora es posible encontrar importantes rebajas en el precio de viviendas, lo cual hace pensar que si con esa rebaja siguen ganando pasta la barbaridad que ganaban hasta hace muy poco.

Mejor no hablar de las ayudas al alquiler, ni del brutal aumento de los alquileres. Tal vez, en otra vida, lleguemos a tener nuestro pisito ideal. En cualquier caso, los promotores ya han encontrado la solucion a la crisis: las rupturas de pareja.

Estoy a punto de que me revisen la hipoteca. A lo mejor me interesa montar un trío para poder pagarla.

P.D.: Para quien quiera saber un poquito más sobre la crisis financiera en EE.UU.

(Banda sonora: Sebastien Tellier - Sexual sportswear)

5 opinantes:

acolostico dijo...

aggg, cuanto buen rollo...

pues nada, que sepan que ya viene la ola

Marta dijo...

Se alquila: parcela de 1 m2 debajo de un puente... mare meva...

manu dijo...

Osti tú, tipos al 15% en Islandia! Me entran escalofríosss...

Cuánto por la parcela debajo del puente?

Anna dijo...

A lo mejor me interesa montar un trío para poder pagarla.

Jo ja fa temps que dic que tornarem a les comunes hippies... Crec que ara en diuen pisos pastera...

S’ha estirat massa la corda. “La ambición rompió el saco”. Però pregueu pq la construcció no es paralitzi. L’economia s’aguanta pel totxo. Si això peta, totse’n va a can pistraus... ( i nosaltres al darrera)
(i jo estic posant ciris a la Moreneta pq facin el meu bloc de pisos, que encara no està clara la cosa...)

manu dijo...

Ja hem de pregar per qualsevol cosa ;-)

Tranqui, dona, ja veuràs com allò teu acaba bé.