Chiki Park, la vida social infantil


No es lo mismo ser padre ahora que cuando yo era crío. De pequeño, que yo recuerde, no existía ese invento conocido como Chiqui Park, un espacio de ocio (o invento diabólico, según cómo se mire) donde los críos van a realizar sus celebraciones con todo tipo de juegos, chuches y demás parafernalia infantil que se precie, ideal para agotar tanto a niños como a sus sufridos padres.

Alba a sus 4 años, este curso ya ha ido a 10 fiestas de cumpleaños, 7 de ellas en Chiquipark. Al principio, especialmente con la primera invitación, me hizo casi tanta ilusión a mí como a ella (que la invitaran, no el ir al chiquipark de marras). Bien, tiene amiguitos, se integra en el grupo, no será una pringá como su padre. Fantástico. Pero menudo negocio hay montado con el rollo de las fiestas de cumpleaños (e imagino que no solo los aniversarios). En el de al lado del cole, de barrio, 10 euros por crío entre semana, sábados 12 por cabeza. En otras más céntricas tal vez sea incluso más caro. Lógicamente, además, hay que hacer regalo al homenajeado. Todo un tinglado.

Al principio me hacía gracia. Ahora, cuando veo que viene con una nueva invitación pues... me alegro por ella, claro. Y luego está la logística familiar. Al inicio de curso, David, con 3 años recién cumplidos veía como un drama que su hermana se fuera de farra y que él no estuviera invitado. Sí, prueba a explicar a un crío pequeño que es una fiesta de la clase y blablablá. Llorando como una magdalena. Ahora lo acepta. Me quedo con él, "los hombres juntos", a la espera de que Alba le guarde algún chuche como premio de consolación [¡David ya ha sido invitado a su primera fiesta "oficial"!].

Hoy es la fiesta de Alba, en casa (su cumple es el lunes que viene). Miedo me da. Una persona asocial como yo haciendo de anfitrión a unos 14-15 críos, nosecuantas madres, padres, abuelos, e intentando que los niños (niñas más bien, si nos atenemos a la proporción total) se lo pasen bien (y no destruyan la casa). Menuda panzada a adecentar la terraza, preparar la música infantil, dejarlo todo a punto, salir hoy del trabajo echando leches para ultimar los últimos prepararivos, etc. Ahora estoy rezando para que no lluva. No, ese curro no tiene ningún mérito. Esto forma parte del "Pack Padre de Familia". Es lo que hay, sin derecho a reclamación.

Y eso que no voy a hablar de las fiestas de final de curso de ambos, que tocan la semana que viene. Estoy estresao... y lo que me falta esta tarde.

(Banda sonora: You! Me! Dancing! - Los Campesinos) - videoclip visto en El eterno aprendiz

8 opinantes:

acolostico dijo...

Nada, felicidades, yque sea leve la lucha...

Que música infantil escuchan?

manu dijo...

Joé, está llovisqueando, no podrán salir a la terraza, maldición.

Dentro de unos pocos (muy pocos)años será música pop y similares para su edad. Ahora Los Lunnis, Club Super Tres, música de dibujos animados, los payasos de la tele... No, no les puedo poner mi música ;-)

Marta dijo...

Que lo sobreviva usted bien ;)
Y felicidades a la peque!

Anna dijo...

14-15 nens tancats en un pis pq plou… Quina por…
Tens pla B?????
I el més important, tens assegurança??????

(La teva nena encara no escolta Macedònia?)

Grine dijo...

Buena suerte con la fiesta, luego nos cuenta cómo les fue y si sobrevivieron a la invasión de los pequeñajos...

Y muchas felicidades para Alba, qué de cumpleaños hay esta semana para celebrar ;)

Replicant dijo...

Déu n'hi do, sembla bastant estresant tot plegat...la canalla i sus cositas, amb 3-4 anyets fent vida social, pot ser tremendo quan en tinguin 15!
Que us hagi estat lleu!
PD: l'avantatge és que a aquestes edats no s'emborratxen!

Replicant dijo...

Algú ja ha pensat en rendibilitzar l'art dels seus "retonyos": http://www.yeondoojung.com/artworks_view_wonderland.php?no=88

(via Zooton)

manu dijo...

¡No llovió! Menos mal, para variar no existía plan B... salvo apelotonarse en el comedor :(

Cuando tengan 15 me veo en la calle para que celebren sus fiestuqis.

Acabé con agujetas. Lo peor fue el estrés pre-fiesta: a toda leche preparando las cosas para que estuvieran a punto a la hora F.

No, Macedònia no. Els Supers, sí.