¿Soy un kidult?

Kidult: urbanitas de nivel socioeconómico medio y medio-alto con tendencias de consumo que los retrotraen a su infancia. Pues vale, volvemos a las dichosas etiquetas, inventadas por publicistas y marquetinianos para ubicar sus nichos de mercado. Tenemos que inventar palabros que nos hagan parecer modernos y cool.

Pues creo que no lo soy. Consumidor del tipo kidult, quiero decir. Me espantaban las camisetas con el Naranjito estampado, ¿por qué me la iba a poner ahora? No desayunaba, cenaba Cola-Cao, pero ahora ya no tomo leche en la cena. Los Simpson me cansan, nunca los he seguido mucho. No me agencio discos con música de los 80, descargaba las canciones que me gustaban. Soy un mal capitalista: no consumo mucho.

Obviamente, tampoco pretendo influir en mis hijos con mis gustos. Que vistan como quieran (sin pasarse, que pago yo), que escuchen la música que les dé la gana (pero que no pretendan imponérmela y, encima, a todo volumen), etc. Vamos, que descubran y elijan por sí mismos. Yo no quiero clones. Ahora esta de moda los complementos y ropa para nosotros (de tal grupo musical, estética determinada, marca, etc.) adaptada para los críos. Queremos convertirlos en una extensión nuestra (y luego pasa lo que pasa). Ahí van dos motivos, esgrimidos por especialistas en la materia:
Las firmas han sustituido a la religión y la política como marcas de identidad.
Necesitamos que nuestros hijos se correspondan con la imagen que queremos proyectar.

Allá cada cual con sus empanadas mentales. No compro productos para "volver" a mi infancia o adolescencia. Puedo guardar cariño a ciertas cosas, conservo algunas aficiones. Sucede que he evolucionado, me he independizado de mis papás, he crecido (sobre todo físicamente), o eso quiero pensar. El rollo este del kidult me suena a lo del síndrome de Peter Pan. Nos duele en el alma dejar de ser "jóvenes", nos horroriza el día que los chavales nos llaman "señor" o nos tratan de "usted". Pero para intentar seguir siendo/pareciendo jóvenes ¿debemos infantilizarnos?

Otro rollo consumista para que gastemos más. Paso, ahora tengo que ir a reparar mis madelman.

(Siento la publi, pero este anuncio viene que ni pintado al pelo)

P.D.: Y para revedercer viejos laureles, monto fiestiquis. Contradicciones...

(Banda sonora: Objects Of My Affection - Peter, Bjorn & John)

17 opinantes:

Álex Vidal dijo...

Necesitamos que nuestros hijos se correspondan con la imagen que queremos proyectar.

Objetivo que se dá de fostias con el concepto de persona: sí, esa que se forja con el proceso de la madurez.

Desde luego, yo no puedo hablar cuando aún no soy ni padre, ni proyecto de, pero esa idea de "fagocitar" a tu propia prole me produce escalofríos... Brrr... Y ver cómo tratan a los niños de estúpidos (y tengo un ejemplo muy claro muy cerca del entorno en el que me muevo, y hasta aquí puedo leer) me subleva.

Por otra parte, tú y yo (y unos cuantos colisteros) conocemos un colectivo donde el complejo de Peter Pan tiene una incidencia llamémosla "pronunciada" ;)

acolostico dijo...

Los productores de verveza se alegran de que no sea un kidult, y ahora consuma más qeu cuando era un niño...

manu dijo...

Educar a los críos no es nada fácil, no, pero convertirlos en una fotocopia nuestra no creo que sea la solución ideal. Es más, yo no quiero que se parezcan en nada a mí (será que me conozco) por su propio bien.

Los niños, desde bien pequeños, no tienen un pelo de tontos. De hecho, comparativamente, y a su nivel, yo diría que -como mínimo- suelen tener más "inteligencia emocional" que los adultos.

Ay, cierto tipo de frikis. Tendrán 60 años y seguirán siendo unos infatiloides... (Sí, los conocemos)

manu dijo...

Leía ayer, creo, que los productores de cerveza querían que se tratara a su bebida, por parte de las instancias oficiales, como "refresco".

De niño no bebía, pero desde los 17 llevo recuperando el tiempo perdido... aunque ya no soy lo que era :(

GeekTeca dijo...

Si hay alguna etiqueta que me viene al pelo es la de "raro", única y exclusivamente. Trabajo en un gremio mayoritariamente de mujeres, nunca me ha gustado salir de juerga, antes de que el resto se supiese el alfabeto yo ya sabía leer, colecciono sellos y me pirra escuchar al Trecet antes que los 40.

Aún así, no he olvidado mis clicks, ni mis canicas, ni mis chapas, ni mis Don Mickey... Adolezco del "síndrome de Peter Pan" doctor. Pero es que la realidad es tan dura y cruel, que si no guardas un trocito de la infancia en tu corazón puedes llegar a convertirte en un monstruo sin sentimientos.

manu dijo...

Muchos de los que pululamos por estos bits también somos, a nuestra manera, algo "raros". Ni mejores ni peores, diferentes.

Si no guardaramos un trocito de infancia, de ilusión, dentro de nosotros, no sé cómo demonios toda la mierda que debemos soportar cada día. También estoy contigo en que también es positivo guardar los buenos recuerdos.

Lo siento, señor geekteca, pero usté no padece el síndrome de Peter Pan. De hecho, diría que hay una versión de ese síndrome, la de los kidults, en versión consumista y gilipollera.

Álex Vidal dijo...

Como en todo, hasta en ese complejo hay grados. Yo lo "sufro", y unos cuantos de los posteadores habituales me suena que también :) y siguen teniendo una conversación de persona humana.

Pero también conocemos a otros que, ante un debate forma/fondo en la CF, si Superman o Spiderman, o si premios populares (que votan 40 aficionados) o de la crítica, no les tiembla la mano a la hora de insultar, ridiculizar y pitorrearse de opiniones diferentes y enrocarse en su torre de marfil. Y eso ya me parece más grave :'( Por ahí ya se va a despegar de la realidad.

Marta dijo...

dios que mania con etiquetar a la gente... si soy unica :p

manu dijo...

Alex, es cierto, padecemos el síndrome en cierto grado, pero leve y no extremo. De hecho, me miro (no me miro, me veo) en el espejo y me digo que no estoy tan mayor. Supongo que me engaño, no me siento tan diferente de cuando era joven de verdad (sí, me engaño aunque me cueste aceptar el paso del tiempo).

Sí, hay gente con unas miras tan estrechas y talibanescas que son capaces de hacer de la búsqueda del sexo de los ángeles el centro de su vida, dejando de preocuparse por las cosas realmente importantes. Allá cada cual el que quiera encerrarse en su propio gueto y no ver más allá. Muy grave, realmente.

manu dijo...

Ahí, Marta, ahí! :)

GeekTeca dijo...

Lo siento, señor geekteca, pero usté no padece el síndrome de Peter Pan

Entonces, como dice usted, es que me siento joven.

Anna dijo...

me miro (no me miro, me veo) en el espejo y me digo que no estoy tan mayor.

Doncs a mi els meus nebots em recorden cada dia que em faig gran per moments...pq ells empenyen endavant cada cop més! (per sort...)

Los Simpson me cansan

Ah! Aaahh! Aaaaaaahhhhh!!!! Però què dius Manu???!!!
Com és possible...
(A més...als migdies a A3TV només van per la 27ª reposició d'episosis....)

manu dijo...

Concretaré mi diagnóstico, señor geekteca (ejke yo no aprobé el mir): usté padece el citado síndrome en su versión benigna.

Lo siento, no puedo firmarle la baja. Está como unas castañuelas :)

manu dijo...

Me digo que no estoy tan mayor, pero me engaño (veo mis canas...).

Amb els anys cada cop tinc menys paciència, per això no suporto els Simpsons...

Replicant dijo...

Uf, deu ser l'edat però jo m'he cansat de llegir tanta reflexió profunda...em sembla que em vaig a buscar una cervesa ben fresqueta...

manu dijo...

Ja t'estàs preparant per dissabte, oi?

arturo dijo...

kidult
Niñulto.
Me gusta más la version Joaquin Reyes.