Abstencionistas, ¡somos la mayoría!

Pasada la resaca de las elecciones del pasado domingo (sí, resaca o resacón, porque -increíblemente- todos ganan e imagino que lo celebrarán), lo único cierto es que el gran vencedor ha sido la abstención, al menos en Barcelona.

Como no soy sociólogo, ni licenciado en políticas, ni experto en demoscopia, ni siquiera tertuliano, extracto a continuación la columna de opinión publicada ayer en El Periódico del siempre interesante Joan Barril, quien, a mí entender, da en el clavo (y además me ahorra romperme los cascos intentando exponer algo parecido con mucho menos talento que él). Ahí va:

"La gente no va a votar porque no se esperan grandes cambios. O sea: que la abstención sería el signo de una sociedad tranquila, confiada y que tiene sus necesidades públicas cubiertas mande quien mande. O desde una perspectiva fatalista podríamos decir también que la gente no va a votar porque no confían en el sistema, porque no entienden las componendas de las coaliciones, porque el poder es más representativo que ejecutivo y los representantes, en los últimos tiempos, no nos acaban de gustar.

Entretenidos en saber qué capitales de comarca han caído de un bando a otro, ya verán como la abstención catalana será entendida por los dirigentes políticos con la misma resignación con la que asistimos al cambio climático. Tal vez la culpa será de los candidatos. O tal vez de unos partidos políticos que a duras penas pueden disimular que el resultado electoral es algo que ayuda a mantener sueldos, cargos y oficios.

¿Qué está sucediendo para que el abstencionista convencido se sienta más prestigioso que el humilde votante?"

Y, para remachar con más fuerza el clavo, en la misma edición de El Periódico, si queréis hurgar más en la misma herida, encontraréis "Siete razones para no votar". En un vano intento de ser ecuánime, también resulta interesante la lectura de ¿Hay una abstención inteligente? (Salvador Giner) y de "Diez mentiras sobre las elecciones" (descubierto gracias a Geekteca).

En cualquier caso, para mí son igualmente respetables las razones que lleven a cualquiera a votar en un sentido u otro, incluso a no votar. Las comparta o no. No soy nadie para juzgar a los demás. Todos los votantes son mayores de edad. Sí, la política es un rollo. Pero, por desgracia, aunque pretendamos pasar de la política, esta no tiene a bien olvidarse de nosotros. Somos "su tesoro".

Los que ya me cansan un pelín son esos bienintencionados (¿o debería decir interesados?): periodistas, políticos, expertos (¿en qué realmente?), y demás especímenes de esa entelequia conocida como "sociedad civil" (¿y nosotros que somos entonces?). Intentan influirnos y orientarnos en base a un presunto y supuesto "bien superior" que, por supuesto, amablemente nos desvelan a las gentes ignorantes y plebeyas como el que esto suscribe. Deben pensar que nos chupamos el dedo, que ver tanta televisión (la suya no, la de la competencia) nos atonta, que obnubilados por la zanahoria que nos plantan ante las narices los árboles no nos dejan ver el bosque.

Así son las cosas y yo se las explico como quiero. Entiéndalas como gusten mejor. Todavía vivimos en un país libre.


Publicado en Diario 20 Minutos



(Banda sonora: Duel - Propaganda)

7 opinantes:

Cristina López dijo...

expertos (¿en qué realmente?)

En ganarse la vida diciendo siempre los mismos rollazos...son como la salsa rosa de la política...sólo hacen que chupar del cuento...

anna dijo...

Doncs jo aquest diumenge vaig recuperar una mica la fe.... Al meu petit municipi hi va haver més d'un 70% de participació, i ha guanyat una de les llistes independents que es presentaven, desbancant a la llista de CIU que porta una llarga història d’especulació, favoritismes i "mangoneos" diversos. Ja veurem què faran els guanyadors d’aquí dos anys quan s’acostumin a això de manar (o què podran fer quan es trobin el percal que hi ha als pressupostos municipals) però és reconfortant veure que la gent arriba un moment que diu "prou" i es mobilitza (digueu-me innocent...)

I la raça de tertulians / opinants / creadors d’opinió es una altra història...

acolostico dijo...

ha habido elecciones, que grande el apolitismo del exiliado...se lo recomiendo, ayer me comentaron los resultados, y dije, ostras es verdad, habia elecciones...dos segundos despues volviamos a hablar de temas más interesantes...

Ah, el exilio...

Y si no, voto en blanco...

manu dijo...

Ahí las dao Cristina. No puedo con ellos. Pontifican sobre todo como si fueran catedráticos de todo (si al menos lo fueran...), sueltan barbaridades, clichés, envenenan y nunca admiten que se equivocan.

Unos chupópteros que viven muy bien del cuento.

manu dijo...

Anna, això és el que m'agrada dels pobles. No el tòpic de "tots ens coneixem" (què també), sinó al presència de llistes alternatives i independents.

A aquesta gent encara la podria votar, com a mínim donar-lis el benefici del dubte. Evidentment tens raó quan dius que el poder pot canviar. Això ràpidament ho descobrireu.

manu dijo...

dos segundos despues volviamos a hablar de temas más interesantes

Pos sí, la verdad es que las elecciones terminan por agotar, tal vez por la falta de ideas nuevas... tal vez por la simple falta de ideas que demuestran nuestros políticos.

manu dijo...

Para quien tenga más interés en el tema (que ya son ganas), puede leer el siguiente artículo de El Periódico:
El voto, un derecho y un deber
http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=410316&idseccio_PK=1072&h=070529