Mi media naranja

Parece ser que lo que se lleva en los blogs personales es desnudar el alma, ampararse en el anonimato digital para exorcizar las propias miserias, descubrir aficiones inconfensables y soltar morralla del más diverso pelaje y calibre. Yo no soy una excepción, claro, pero uno tiene sus límites y sus limitaciones.

Pues eso. Nada de desnudarme en público. Todavía no he conseguido reducir los michelines cara a la temporada playera (ni lo voy a intentar, passo). No deseo escandalizar a nadie ni ser objeto de mofa y befa hasta el Día del Juicio Final. Pero voy a abriros pequeñas parcelas de mi intimidad.

Tras mostraros una foto de mi hija Alba por el día de su cumple, creo yo que lo siguiente era sacar una foto de mi media naranja.

Cherchez la femme!

¡Lo lamento, sigo siendo tímido y pudoroso!


Ningún humano ha sufrido durante el proceso gracias a una media limpia y en higiénicas condiciones de uso.


(Banda sonora: Owner of a lonely heart - Yes)

11 opinantes:

Cristina López dijo...

Vaya paciencia la de las medias naranjas de frikis...
Y Manu, nada de esconder michelines. ¡¡Operación bikini ya!!

manu dijo...

¡Mejor Operación Bikini (eso tú, a mí no me pega, mejor bañador) que Operación Malaya! ¡Todas las vergüenzas al aire!

Cristina López dijo...

Vale, pues..¡operación tableta de chocolate! u ¡operación abominables! ¿mejor? :p

manu dijo...

La tableta de chocolate me encante. Es raro el día que no zampo algo de chocolate... ¡De ahí los michelines, diosss!

¡Operación abominable sería operación abdominales!

Cristina López dijo...

¡Operación abominable sería operación abdominales!

¿Y qué te creías que era la Operación Tableta de chocolate? Qué poca cultura de gimnasio, Manu...:p

acolostico dijo...

Medias naranjas, medias naranjas,, bueno pueden pasar...pero como sea un calcetín blanco con zapatos...

Cristina López dijo...

como sea un calcetín blanco con zapatos...

si no lo es, la patada que te va a arrear va a ser histórica :p

manu dijo...

Un calcetín blanco con zapatos es un clásico. Eso sí, no todo el mundo es capaz de lucirlos con singular encanto.

anna dijo...

El més important és recordar que en certs moments, siguin del color que singuin, cal treure's els mitjons (si...encara que faci ferd...és IMPRESCINDIBLE!)
Ho sento...La vida és dura (i l'estètica és important, mal que ens pesi...)

manu dijo...

¿Cultura de gimnasio? Juas, juas, juas... Desde la mili (obligatoria, ofcurs) no he vuelto a realizar actividades deportivas de forma activa.

No me pagan para poner en peligro mi integridad física.

manu dijo...

I tant que cal treure'ls! Què el mon està ple de gent porqueta. Algú va dir que només nosaltres no sentim la nostra pudor... però la resta sí.

Sense parlar ara del mitjó, fa anys que la meva imatge me la repampimfla. Sincerament. Vosaltres, jovent, sí què heu de lluir guapos, jo passo.