Rebajas, falacias y estadísticas


Hace una semana que empezaron las dichosas rebajas de verano, motivo -cómo no- de portadas en diarios e informativos. Como siempre entran en juego las malditas estadísticas, prueba de lo sencillo que resulta no tanto manipular los datos sino acomodarlos a las necesidades del que los publicita.

Parece ser que la media de gasto es de 150 euros por persona. Pero considerando que, por ejemplo, yo no me voy a gastar ni un céntimo en las rebajas, ¿quién se gasta mis 150 euros? ¿Un solo comprador o se lo reparten entre varios? ¿Soy un mal ciudadano por no contribuir al despilfarro consumista motor de la economía? ¿Debo pedir perdón por no renovar mi vestuario cada temporada? ¿Soy acaso un subversivo por no sentir el menor remordimiento de conciencia por mi objeción consumista?

En fin, ya sabemos el famoso ejemplo de la ciencia estadística: si tú te comes un pollo y yo ninguno entre los dos nos hemos comido medio pollo. Eso sí, tú te pones ciego y yo me he quedado con más hambre que el perro de un señorito.

Que ustedes compren a gusto si gustan.

(Banda sonora: Who can it be now - Men at work)

4 opinantes:

Anna dijo...

Doncs jo tb tinc els meus 150 euros en desús... Una de dues, o algú es gasta molta pasta.....o algú es gasta molta pasta

A mi les rebaixes em fan pensar el l'art dels marges...Si una cosa te la venen amb un 30% de descompte (i no hi perden diners...pq no, no hi perden diners)... Quin coi de marge hi giren !

manu dijo...

Sí, tenen uns beneficis brutals normalment i bestials a rebaixes.

Molta crisi i surten diners per tot arreu.

acolostico dijo...

Enamorado de la moda juvenil, de los precios, las rebajas los maniquis...

manu dijo...

Enamorado de tiiiii...