Pensar perjudica seriamente la salud

Parece ser que un partido ultra de Rumanía pretende obligar, por ley, que los noticieros ofrezcan un determinado porcentaje de buenas noticias. ¿Qué considerarán ellos "buenas noticias"? ¿Este notición se consideraría positivo? Porque, como casi todo en esta vida, lo que es bueno para unos resulta malo para otros. Entonces, ¿qué? Tal vez esos políticos crean necesario resguardar a sus ciudadanos de la verdad. Tal vez los tomen por niños o, peor aún, por idiotas.

Sin pretender juzgar los problemas rumanos, que desconozco al no vivir allí, podemos intentar extrapolarlos: la crisis que afecta con diferente fuerza a según qué países, la falta de oportunidades que obliga a mucha gente a emigrar, la corrupción contumaz que impide avanzar al país, los políticos que legislan de espaldas a los intereses reales de su pueblo, etc.

Sí, a quién no le gustaría vivir en un mundo feliz. Sin guerras, hambrunas, catástrofes, miserias humanas. Pero el mundo no es monocolor, aunque ciertamente en los noticieros lo que suele ser noticia es lo negativo. Con esta nueva ley será más fácil esconder la incapacidad, la estulticia y la mala fe de los políticos locales. Entre ocultar un caso de corrupción local y el de Enron, ¿qué noticia elegiría tapar el noticiero rumano?

No nos engañemos. Seguro que en otros países los políticos estarían encantados con una ley similar. Ante su imposibilidad las relaciones entre partidos y medios de comunicación son más sutiles. Los afines a determinada opción política adulan las propuestas de los suyos y demonizan las del contrario. Eso sí, en beneficio del derecho a la libre información. Gracias, una vez más, por pensar en nuestro bienestar.

Me voy a tumbar. Por un instante mi neurona ha tenido la mendaz idea de ponerse a pensar. La he tenido que reprimir con el consiguiente dolor de cabeza. Por fortuna, ya están los de arriba para pensar por nosotros. Gracias.

Un presidente francés chuleando a los trabajadores del noticiero. ¿Fraternité?

(Banda sonora: Last day of magic - The Kills)

4 opinantes:

Anna dijo...

Ja ho va dir un gran filòsof, el nom del qual no recordo: "pienso, luego molesto".

I les males notícies no son bones per l'economia. La gent es desanima i deixa de consumir...I després venen "crisis de confiança" i l'economia se'n va a fer punyetes...

Si en el fons ho fan pel nostre bé, home.... Res...dóna vacances a a neurona i posa la tele...Ja pensarà algú el que hem de nosaltres...

manu dijo...

Les notícies dolentes venen diaris, audiències de tele... Les bones més aviat no. Serà una conspiració?

Té la mà Maria - Reus dijo...

partin de la base que el periodista té tendencia a donar sempre males notícies, que de tant en tant en dongui de bones va be per l'economia o no ?

Replicant dijo...

Haurien de fer tests de "capacitat pensatòria" per que només pensés qui realment en té capacitat...Per que alguns,ppalment polítics, quan s'hi posen, és per dir-los que ho deixin...estar!